SOSPECHAS

Nuestro gato apareció muerto junto a la vía. Mi madre afirmó que había sido el tren, yo más bien creo que falleció bajo la sombra de la curiosidad.

Comentarios

  1. ¡Muy bueno!, además con muy pocas palabras, concentradito. como a mí me gusta.

    :) un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasarte Yolanda; la próxima vez llama antes de venir y si prefieres otro tipo de café no tardaré nada en servírtelo.

    Una perta.Nos encontraremos entre palabras.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL LOCO (no es mío, aunque me gustaría)

COSA DE UN NOMBRE (Relato perteneciente al libro Habitación sin bombillas).

OH! CAROL