SITIOS EN LOS QUE BEBEN LO QUE LEEN

HABITACIÓN SIN BOMBILLAS (LIBRO GRATIS)

Acabo de autoeditar un libro. Y lo uno me lleva a lo otro: ¿Cuánto tiempo le lleva a alguien escribir un libro?, ¿cuánto dinero resulta razonable pagar por un libro? Y si el escritor solo vende diez ejemplares, ¿cuánto dinero habrá ganado tras ese ímprobo esfuerzo?

Y en cuanto los lectores, ¿hay preguntas interesantes más allá del dinero? Para responder a esta pregunta he hecho un vídeo.





Si alguien está interesado en adquirir un buen libro COMPLETAMENTE GRATIS puede seguir el link que hay bajo la portada.




CATENACCIO (Segundo Premio en el XXXIV CONCURSO DE NARRATIVA CIUDAD DE ELDA)


13:55
Una de las pocas cosas positivas que tiene estar desempleado es recoger a los niños. La madre de Zaira, casi siempre, llega a menos cinco. Es extremadamente puntual. Tanto o más que guapa. Tal vez es más correcto decir que de las pocas cosas positivas que tiene recoger a los niños es la madre de Zaira. Es una isla pelirroja en medio de un mar de marujas y de gritos. “¿Qué tal tu mujer?”, me pregunta. Recuerdo la aguerrida defensa de Alfaro, siempre con el cuchillo entre los dientes. Y ella sonriente. Los tacos clavados en mi espinilla. “Bien, ya sabes”. Con los niños de la mano me despido. Balón a la grada. No tan bien como tú es el pensamiento que me acompaña.

14:41
“¿Otra vez huevos con patatas?” dice mi mujer metida en el cuerpo de mi pequeño. Imagino que mi hijo se la habrá escuchado en alguna discusión.

LUCAS AL RESCATE


Resultado de imagen de ILUSTRACION MACABRA DE SUPERMAN
El baúl de los juguetes está cada vez más vacío desde que los gritos se colaron por el pasillo. El primero en emigrar al mueble fue el Osito Bob. Le siguieron los Peluches Diminutos y Rosa la bailarina. Desde allí, el ruido es menor. La Gran Tortuga Nicola se escondió bajo la cama y los Playmobil del circo la entretienen para que no pase miedo. Spiderman, cuando aparecieron los golpes, decidió apostarse tras la puerta, pero los llantos siguen colándose por todas partes. Superman, el último en salir, dice que no se preocupe, que aunque el piso esté alto, si saltan juntos podrán ir volando a pedir ayuda.