EN OCASIONES SE PASAN

CUENTOS CHINOS


Había una vez un hombre (podía ser otro cualquiera) que trabajaba 8 horas al día, 6 días a la semana, 292 días al año, por un mísero sueldo claramente insuficiente para vivir. Afortunadamente (para el empresario) le sobraba dignidad.



(viñeta del blog de) MARTA NAVARRO

1 comentario:

  1. Genial, llevo unos cuantos leídos, y me pregunto, tú dónde estabas?
    Tienes un estilo personalísimo. Me gusta. Volveré.
    Gracias por tu visita y tu comentario.
    Saludos, Cortacuentos.

    ResponderEliminar