EN OCASIONES SE PASAN

RECORTABLES Y PUNZONES


El buen hombre, pese a que pudiera parecer lo contrario, anhelaba utilizar la educación pública como trampolín para permitir la formación (sin exclusiones) de una sociedad comprometida, crítica y preparada para liderar con solvencia los retos del futuro. Todas las buenas intenciones chocaron de bruces con la dura realidad aquel día que el más leído de su multitudinario séquito le informó, para asombro de los presentes, que sus hijos desde hacía tiempo estudiaban en la privada. Vencida la sorpresa, ante la ausencia de objetivos (trabajo al fin y al cabo), el señor ministro repartió recortables y se pusieron a “punzonear”.

2 comentarios:

  1. Este micro, tiene carácter de denuncia ...si no me equivoco, y me parece muy original en toda su extensión. Los agujeros que crean los ministros con sus punzonadoras, no hay quien los tape.

    Besos desde mis palabras. ;)

    ResponderEliminar
  2. Gracias Laura y bienvenida a este tu espacio. Lo cierto es que no se que es más dañino, si los recortes en educación o que nos quieran hacer pasar por... (perdona, estamos en horario infantil).

    Una perta.

    ResponderEliminar