EN OCASIONES SE PASAN

EL MAGO PECERAS


Cansado de que la crisis le quite audiencia, el mago peceras saca un truco antiquísimo a la par que explosivo: sujetando su chistera con la izquierda, extrae (a falta de pañuelos) los trapos sucios del hombre bala, profesional en perforar corazones. Con todos ellos sobre el cristal, se detiene un momento y ¡GUALA!, la más difícil todavía, del minúsculo sombrero comienzan a salir artistas circenses del volumen de doce palomas: el acróbata hace funambulismo sobre hilo dental mientras defiende a su cliente (el hombre bala), que ahora, acorralado, busca su hueco como escapista; el uniformado y con galones malabarista mantiene en el aire, con ágiles aspavientos, pesquisas policiales, pesados datos confidenciales, errores científico-forenses…; los seudo-payasos rugen, braman y barritan mientras la domadora intenta, con esa pantomima tan suya, calmar los ánimos, látigo en mano; y como la mujer barbuda se niega a salir, desfilan su primo, cuñada, sobrino… disfrazados de plañideras. Tan poco espacio en la urna obliga a los artistas a convertirse en improvisados contorsionistas y al final sus mofletes, nalgas, muslos, tripas… hacen ventosa contra el vidrio. Mientras en su casa, las gentes de bien, vociferan, aclaman, urgen e incluso dictaminan, toga incluida, cadena perpetua para semejante animal.


ILUSTRACIÓN SACADA DE AQUÍ

10 comentarios:

  1. Un micro profundamente parasimbólico e alógico, que atrapa al lector por su propuesta de esquema de acción imposible.

    Mis aplausos, Cortacuentos.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que siempre que miras el mundo con la poesía del circo y lo dejas macerar surge algo parecido, no menos loco que la evidente realidad.

      Me alegra que te haya gustado.

      Unha perta.

      Eliminar
  2. COmo han dicho aquí arriba, muy metáforico y con una sucesión de imágenes y acciones que dejan sin respiración al lector, como un buen truco de magia. Vaya urna...
    Muy bueno, Cortacuentos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que tras la pecera, realmente son los peces los que nos miran, pese a que nos empeñemos en negarlo.

      Un placer el haberte entretenido con algo más que mi pobre baraja marcada.

      Una perta.

      Eliminar
  3. Pues a mí este mago también me ha hecho olvidarme de la crisis como a "esas gentes de bien" que en vez de pedir la cadena perpetua para los causantes de la misma la pagan con el pobre mago que ha demostrado ser uno de los grandes. Sucesión de imágenes fructífera, no dejas de imaginarlas en ningún momento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que está todo estudiado, y cada uno decide detrás de donde se parapeta. Yo prefiero contar realidades, aunque en ocasiones resultan más increíbles que la propia ficción.

      Una perta.

      Eliminar
  4. Es tal la acumulación de imágenes y de personajes que me aturde de la misma manera que aturde la situación que se vive en la "realidad".
    Un micro muy visual y simbólico.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elysa, creo que salvo los que se lucran con el asunto, el aturdimiento está bastante extendido.

      Una perta.

      Eliminar
  5. Já, já me he reído muchísimo con este desbarre de tu imaginación en imágenes muy divertidas e ilustrativas de la vocación de un mago que intenta paliar una crisis a base de un circo de extrafalarios personajes que sólo imaginarlos ...dan ganas de irse a vivir con él para saber de sus trucos antiquísimos.

    Me encanta ese sitio de donde has extraído la imágen. ¡Voy a puntarlo en el blog de los bocetos! aunque aún no he encontrado de quién es la ilustración. ¡GRACIAS! ¡me encanta!.

    Besos Cortacuentos...si algún día consigo hacer un circo ilustrado como ese que has puesto serás el primero en recibirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Laura por tu visión algo naife del relato (disculpa las confianzas). En algún momento has comentado tu enemistad total con la tele, lo cual te exculpa de toda responsabilidad (en la interpretación del relato) y te dota, probablemente, de una mayor capacidad intelectual. Lo cierto es que si lo sabes aprovechar, puedes dominar el mundo, mientras el resto estamos con la boca abierta frente a la tele.

      No se te ocurra encenderla. Con la alienación global tenemos suficiente.

      Me alegra que te haya gustado la ilustración, el lugar está simpático. Y ni que decir tiene, que espero, si entre tu blog y el del resto consigues encontrar tiempo, esa ilustración surrealista.

      Una perta.

      Eliminar