EN OCASIONES SE PASAN

SOBRE LA MUERTE DE MAX AUB

Era un tipo corriente, como podemos serlo tú o yo: ni guapo ni feo, ni flaco, ni gordo,… vamos corriente. Eso sí, un poco seco, malaje, como se dice en mi tierra. Pero me caía bien; salvo cuando se pasaba de frío, parecía buena gente. Y su obra, que decir de su obra. Me gustaba su estilo, sencillo, desenvuelto, asequible al pueblo… hasta que vi que iba de listo; si hombre, cuando empezó a asesinar a diestro y a siniestro. “¿Cómo se puede escribir desde el desconocimiento?” le pregunté. Creo que soltó un vago “no lo sé”, con sorna, me pareció a mí. “¿Cómo se puede escribir desde la lejanía? Volví a preguntar, esperando una exposición más elocuente; y el muy cabrón se conformó con esbozar una sonrisilla. Me faltaron ganas de romperle las gafas de una hostia, “pero así no se hacen las cosas”, me dije. Bueno, sin dispersarnos… centrándonos en la muerte, que es lo que aquí nos trae: Algunos dicen que murió de viejo, y no les falta razón. Si hubiera sido más joven hubiera mostrado algo de resistencia. Lo cierto es que cuando dejo de respirar, fui aflojando los dedos, hasta separarlos de su cuello, y como ví que pese a todo mantenía una mirada irónica, me acerqué a su oído y le susurre ”ahora ya puedes narrar un crimen ejemplar con conocimiento de causa”.




12 comentarios:

  1. Me encantan estas historias que tienen un libro por detonante creativo. Buena historia, aunque creo que el autor deberá narrar el crímen ejemplar desde ultra-tumba.

    ¿Es de ese libro de dónde tengo esta frase:?

    "No hay tantos crímenes como dicen aunque sobran razones para cometerlos".

    Besos desde este viernes tropical.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que he decidido introducir micros realizados a través de la lectura de los grandes, pues es una forma de agradecer a los precursores su labor, y al mismo tiempo es otra forma de hacer trabajar a la imaginación.

      Lo de la pregunta, no estoy seguro, podría ser.

      Una perta.

      Eliminar
  2. Es un homenaje en toda regla a Max Aub, que por otro lado es paisano mío, aunque los mexicanos lo adoptaron con razón como suyo. De este autor he encontrado tanto seguidores como detractores, creo que de forma pareja. Yo he de reconocer que lo he leído poco, pero lo que he conocido de su obra me ha gustado, como tu relato de hoy.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nicolás. Supongo que es un homenaje sin intención de serlo, pues nació como un juego. La verdad es que los grandes, grandes son, aunque sus tiempos (sin internet) no son los de ahora, y la oquedad en un género todavía no definido, permitía la difusión de los aventurados. Hoy en día en el mundo blogger hay una calidad desorbitada, pero somos demasiados creadores (los que lo intentamos) para pocos lectores (nosotros mismos), y aunque puede que se haya ganado por cantidad en calidad, difundir es más complejo. Wally en el desierto destaca más. Y dirás ¿esto?... agarrándome a lo de detractores y seguidores.

      Una perta.

      Eliminar
  3. ¡Gran homenaje al Señor Aub, Cortacuentos!

    Este es -fuera de toda duda- uno de los libros fundamentales -por no decir fundacionales- del género.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro, aunque yo no diría tanto. Como le comentaba a Nicolás, nació como un juego, que he realizado con distintos microrrelatistas consagrados. Ya iré colgando el resto, en dosis pequeñas para no emborrachar.

      Una perta.

      Eliminar
  4. Siempre he tenido pendiente a Max Aub. Ya toca tocarlo con los ojos, sí. Sea juego u homenaje, es muy bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias CDG, todo un piropo esas palabras, cobrando mayor fuerza por venir de las mismas manos que tan bien guiadas construyen textos magistrales.

      También podrían hilar crímenes ejemplares, pero eso sería más arriesgado.

      Una perta.

      Eliminar
  5. Eso es imaginación para un buen desenlace, de un cuento, claro...
    Una recreación bien ajustada, me gustó.
    Saludos
    y buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que hay quien le gustaría ponerlo en práctica fuera del papel, pero no es mi caso.

      Que tengas buena semana. Una perta.

      Eliminar
  6. Juego u homenaje ¿que más da? Te ha quedado un buen texto, se lee muy bien.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ely, he intentado reproducir el estilo del nombrado, espero que no se enoje allá donde esté.

      Una perta.

      Eliminar