EN OCASIONES SE PASAN

TERRORÍFICOS NEGOCIOS

Se oye un rítmico puf, puf, de fantasmas paridos; bajo mis pies un patear de zombis acuden a un concierto de cacofonías; en el quebradizo espejo se refleja un licántropo que parece limarse las garras con el colmillo de un vampiro capa arriba, capa abajo… No ha sido buena idea buscar nuevos nichos de mercado. Tras reunir pequeñas dosis de valor intento huir. Por el camino tropiezo con la cabeza extraviada de un hombre y una niña gira completamente su cuello para escrutarme. Aterrorizada grita y las habitaciones empiezan a escupir espíritus descarriados, ahora en estampida. Finalmente me quedo solo, sosteniendo en mis todavía temblorosas manos los préstamos hipotecarios.


DONDE CHRIS MARS RETOZA CON SUS BICHOS (entiéndase, ilustraciones).

13 comentarios:

  1. No hay peor temor para los muertos que los vivos y viceversa. Aquello que es diferente siempre nos aterra.

    Buen ejercicio para REC.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sobre todo si lo que te encuentras recibe el nombre de banquero y quiere venderte algún producto.

      Gracias Nicolás. Una perta.

      Eliminar
  2. Pues ¡terrorífico ReC! Cortacuentos.

    Particularmente me gusta la imagen que engalanas con esas palabras tan bien elegidas. Es una pena que en esa ocasión huyeran de los zombis, los fantasmas, y todo lo que relacionado con el inicio de frase. A veces piden salirse tanto del argumento potencial de la historia que desgraciadamente surgen micros un poco desparatados, cuando hay otros que bajo mi humilde punto de vista, están mejor. Pero bueno, en aquel caso : la historia de la locomotora, estuvo acertada.

    Un abrazo desde mis palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto ¡menudas imágenes las Chris Mars!...impresionantes.

      Otro beso.

      Eliminar
    2. La verdad es que las ilustraciones me gustan bastante. Creo además que desde esa dureza ambigua iban muy bien con el micro.
      Y lo de REC, pues como siempre digo, dentro de la calidad de numerosos relatos, depende del subjetivo brillos de ojos que se le despierte al jurado en la última criba, pero supongo (lo sé pero no quiero ser arrogante) que hay muchísima calidad que se queda a las puertas cada semana.

      Una perta Laura.

      Eliminar
  3. Para empezar, la ilustración me vuelve loco.
    Para acabar, tu texto es asfixiante, original, con ritmo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Y si sigues la pista de las imágenes te darás cuenta de que no vive sola.

      Una perta.

      Eliminar
  4. Y entre tanto terror... la hipoteca, muy buena combinación de contenidos horripilantes. El mío no me quedó muy allá, así que me lo guardo en el banco de micros a medias y algún día lo reharé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que eres muy exigente y que ya está listo para el baile. Lo que más miedo da del mío es que el personaje principal es un banquero.

      Una perta.

      Eliminar
  5. Con esas escenas ya nada quedaría en mis manos....

    Tembloroso micro!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que hay radica la diferencia entre un profesional aferrado a su negocio, y los que vagamos por la vida sin ánimo de lucro.

      Una perta.

      Eliminar
  6. Me sumo al comentario de CDG, Cortacuentos, este es un micro asfixiante, de gran potencia visual y tiene el inmenso mérito de nacer a partir de una frase imposible.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro. No te reconocía bajo las siglas. Pero bueno, tampoco me desvié mucho del tema principal que proponía la frase.

      Una perta.

      Eliminar