EN OCASIONES SE PASAN

POMPAS FÚNEBRES

Y los muertos, huesos encerrados en la negrura de sus tumbas, lloran (por la vacía cuenca de sus ojos) bichos que antes devoraban sus carnes, al conocer que a Pedro, el vecino de la 19, ha venido a buscarle el enterrador para devolverlo a la vida.

12 comentarios:

  1. Bueno, seguro que más de uno firmaba por esta vuelta. El enterrador iba a ser una de las personas más apreciadas de la comunidad, seguro.


    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que hoy en día no es una profesión demandada, pero quien sabe.

      Lo de la vuelta, no sé si será así pues a lo mejor las fiestas de ultratumba son tan sugerentes que ninguno cambiaria su plaza en el adosado de cemento.

      Una perta.

      Eliminar
  2. Miguel, tengo la sensación de haber leído este microrrelato en otro lugar, pero ahora no recuerdo y tampoco estoy seguro de sí estoy en lo cierto, por lo que no me hagas mucho caso. De lo que sí estoy seguro es que estremece y quedo admirado por el fantástico ejercicio de ingenio.

    Luego quería felicitarte, pues creo que eres tú, por haber sido finalista del certamen Fantastis´cs 2012, me gustó mucho.

    Y por último solicitarte perdón, por haber cortado parte de tu definición sobre el microrrelato. No sé en que estuve pensando cuando lo hice, pues pensé que como se leyó tenía su gracia, pero ahora recapacitando y observándolo otra vez veo que no, que como tú lo escribiste tenía más sentido. Espero sepas perdonármelo.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no creo haberlo enviado a ningún sitio, pero con tanto escrito suelto se me ha escapado, o en el mejor de los casos tengo un gemelo creativo por ahí suelto al que desconozco y hemos escrito sobre una misma idea. Cuando descubra el enigma te lo haré saber.

      Gracias por las felicitaciones. Supongo que ese si soy yo, aunque como suelo alimentarlo a deshora todavía no lo he incluido entre los presentes.

      Y con respecto a la definición, no te preocupes. El que decide es susceptible de equivocarse. Yo por ejemplo, trabajo con niños y si no me equivoco 10 veces al día no vuelvo tranquilo a casa. Por ello y sabiendo que esto nos hace más humanos, no hay nada que perdonar.

      Una perta Nicolás.

      Eliminar
  3. Lo que le ocurre a Nicolás, es que con tanta muerte, con tanto Halloween y con tanto muerto a flor de piel, ya llega un momento en que leemos y nos parece que lo leímos ayer, pero debemos agradecerlo, porque esto es un buen síntoma de que ¡estamos vivos!.

    A mi eso de los bichos por las cuencas de los ojos....me produce un estremeciemiento brutal. Oye...ahora que no nos escucha nadie...¿no les contarás estos cuentos a los niños, verdad? ... ;)

    Un abrazo y felicidades por ese cotilleo tan Fantastic's !!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vivos y activos Laura, porque algunos, entre los que te incluyo a ti no dejáis hueco vacío.

      Si yo te contara lo que escriben mis chicos (preadolescentes), y las películas que alguno de ellos ve, te sabría a poco lo de los bichos y las cuencas. Pero respondiendo a la pregunta, ahora que nadie me escucha, el presente no se lo he enseñado. Suelo mostrarles los viernes (descifrando microrrelatos), muestras variadas para que descubran el truco... y la verdad es que les gusta bastante a un buen número.

      Una perta y gracias por lo de Fantastic pues últimamente los premios brillan por su ausencia.

      Una perta.

      Eliminar
  4. Pues cuando lloran la marcha de uno debe de ser porque hay "vidilla" en el cementerio. Y yo pensando que al enterrarte se acababa todo...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O tal vez porque les genere envidia no ser ellos los elegidos, pues en algún momento fueron, humanos.

      Una perta.

      Eliminar
  5. Pedro estará feliz de volver a la vida....eso supongo yo, pero con los cuentos renovados...

    Abrazos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que estará, aunque nunca se sabe como estaba en vida.

      Una perta Genessis.

      Eliminar
  6. Me encanta la imagen de las lágrimas de bichos, uuuuhhh, el enterrador es como la guadaña pero al revés.
    Estupendo
    Un abrazo

    ResponderEliminar