EN OCASIONES SE PASAN

ANIMALES GREGARIOS

Entre mares de mujeres (cuyos hábitos en movimiento parecían olas), que se agitaban embravecidas; se erguían hombres corpulentos como molinos, moviendo sus largos brazos que, prolongados hacia el infinito, terminaban en unas enormes tijeras. El traqueteo de los hierros (tijeretazo, tras tijeretazo) se veía enmudecido por los gritos, el rumor de las plegarias, y alguna que otra risa socarrona. Mientras mechones de pelo aterrizaban en el suelo por decenas, describiendo en el aire caprichosos balanceos como si alguien los meciese. Una frenética actividad que cesaba cuando uno de los esporádicos “peluqueros” gritaba: “ya está el rebaño esquilado”. En ese momento, la jauría de hombres abandonaba el convento.


6 comentarios:

  1. Un micro distinto, Cortacuentos, destilado en una prosa muy próxima a la poesía. Me he sentido ametrallado por las imágenes.

    Buen trabajo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. La verdad es que la poesía no es mal recurso para comunicar, y en esto de los micros a veces resulta una herramienta muy eficaz para "tunear" los minitextos.

      Una perta pedro.

      Eliminar
  2. Me encantan las imágenes de las tijeras agitándose al viento y la idea de que estés contando, de esta manera tan original, el esquilamiento de unos cuantos animales.

    Perfecto. Tienes una imaginación grandiosa.
    Un besote.


    PD: ¿Te gusta el vino ...? .... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no son pastores de ovejas. Para esclarecerlo todo deje el "convento" al final.

      Me alegra que confíes en mi imaginación. Aunque esta puede ser prima hermana de la locura. Intentaré mantenerlas alejadas, no vaya a ser que me lance a las Castillas, tal como está el patio, a poner orden.

      Soy más de cerveza que de vino.

      Eliminar
  3. Microrrelato con prosa poética, justo lo que estoy experimentando ahora y no consigo alcanzar. El tuyo quedo muy bien, se entiende y cuenta una historia trágica que estremece.

    Mis felicitaciones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que te quede grande. Lo cierto es que estoy seguro de que lo haces muy bien. Me alegra que te haya gustado el presente, aunque cuando lo hice, hace ya un par de veranos, me salió con más voluntad de contar que de poetizar. Y eso que de cuando en vez susurrar palabras esta muy bien.

      Una perta y gracias.

      Eliminar