FRENTE AL DISPARATADO PRECIO DE LAS UVAS…

…Jim Morrison, escondido en un altavoz, soplará acordes para que bailen las velas mientras, a sus espaldas, crecerán dos sombras (nacidas de su contraria) y se batirán a muerte sobre una pared presuntamente blanca hasta derrumbarse ante el mutismo cómplice de una televisión que, en la habitación contigua, acogerá a miles de personas sometidas al embrujo de un reloj.



OS DESEO EL MEJOR COMIENZO DE AÑO DE TODOS LOS POSIBLES.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL LOCO (no es mío, aunque me gustaría)

COSA DE UN NOMBRE (Relato perteneciente al libro Habitación sin bombillas).

OH! CAROL