EN OCASIONES SE PASAN

VOCACIONES INCURABLES

“La bala, en la sien”. Decía, sin quitar ojo a su oponente. “Eso es lo que te mereces”. “Que no me mires capullo”. Y para intimidarle más, apuntaba a su cabeza con una improvisada pistola formada por tres huesudos dedos. Echaba pecho y mantenía la mirada desafiante. Y volvía a recurrir a algún improperio ya familiar. En ese instante entró la madre en la habitación y le dijo “cuando se te quitarán los pájaros de la cabeza hijo, para ser actor hace falta mucha suerte”. Él la miro y respondió: “Are you talking to me?”

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Podría ser otra frase de película para comenzar algo. Ya lo estudiaré.

      Una perta gorda.

      Eliminar
  2. Suerte y mucho trabajo, mucho trabajo. ¡Muy bueno este micro que pone de relieve el sufrimiento en silencio de la interpretación!. La madre : realista y un poco pesimista. Are yoou understand me? ;)

    Besos desde mis palabras y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yes, of course. La verdad es que debe ser un gremio jodido, que sin suerte ni padrinos bien podrían compararse con los maestros escuela de antaño.

      Me alegra que te haya gustado.

      Una perta gorda.

      Eliminar
  3. Si te apetece compartir tus micros, pásate por aquí
    http://280ypunto.blogspot.com.es/
    un saludo

    ResponderEliminar
  4. :)))

    Muy bueno, Cortacuentos. Me has arrancado una buena sonrisa.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes Pedro que no hay mejor cosa que arrancar sonrisas, o por lo menos intentarlo.

      Me alegra saberlo.

      Una perta gorda.

      Eliminar