SEÑORES Y SEÑORAS



El señor proxeneta le indica a la señora prostituta que lo recaudado de los primeros cinco señores clientes ira a parar a sus señores bolsillos. Por ello, la señora prostituta le indica al señor legislador, que anda liado en prohibir y multar a los señores consumidores, que por favor se pase a última hora, pues ella sabe que pese a sus aspavientos y encolorecidos discursos es el que deja las mejores señoras propinas.

Comentarios

  1. Decían que el presidente Johnson adoraba reunirse con gente de orden para hablar de sus secretos vicios.
    Un saludo
    Juan M
    juanmanuelsanchezmoreno.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor no es que los tengan, lo peor es que se permitan el cínico lujo de legislar en contra de los mismos.

      Una perta.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

EL LOCO (no es mío, aunque me gustaría)

COSA DE UN NOMBRE (Relato perteneciente al libro Habitación sin bombillas).

OH! CAROL